¿Cómo ahorrar energía en invierno?

En invierno, con la llegada del frío, es muy común que ahorrar sea muy complicado ya que el gasto de energía aumenta. Esto puede suponer un auténtico quebradero de cabeza en muchos hogares.

Mantener la casa a una correcta temperatura supone casi el 50% del consumo total, lo ideal sería mantenerla entre 19 y 21º según IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía).

Algo que puede ayudarnos a ahorrar también, es saber la diferencia de temperatura que se necesita en cada zona de la casa según la hora. No tiene mucho sentido calentar la bodega entre semana si no vamos a usarla.

En Kverdes vamos a darte una serie de trucos con los que conseguirás un gran ahorro, si te fijas… son muy sencillos:

En primer lugar, tenemos que aprovechar todos los recursos naturales de los que disponemos. Esto quiere decir que, hay que subir persianas y abrir cortinas en todas las ventanas donde entre el sol, ya sea por la mañana o después de comer. Esto nos ayudará para que, al bajar las persianas, la casa se aislará más y el calor absorbido se acumulará y mantendrá más tiempo dentro.

Otro truco es tener mucho cuidado con la ventilación en invierno. Recomendamos no ventilar más de 20 minutos para no perder el calor acumulado y poder ahorrar más. Además, es preferible realizar la ventilación del aire en el momento del día que haya mayor temperatura (normalmente suele ser a mediodía).

También es recomendable para ahorrar tener aisladas las puertas y las ventanas para que mantengan el calor, ya que pueden suponer una gran pérdida de energía. Conservar una buena temperatura no es suficiente, tener un correcto aislamiento a en la vivienda es fundamental para evitar que el calor se escape y se mantenga constante.

Algo muy desconocido es el uso que se le puede dar al ventilador de techo en invierno. Utilizarlo puede ayudar a repartir el aire caliente que se acumula en lo más alto a lo largo de toda las estancias, es decir, repartiremos el calor que se acumula arriba por toda la sala.

Otro truco es “apagar” las estancias que no utilizamos, al igual que apagamos algunos aparatos del modo stand-by para ahorrar en el consumo eléctrico. ¿Cómo lo conseguimos? Cerrando las puertas y evitando pérdidas de calor inútiles.

Otra opción aconsejable, es el uso de alfombras en el suelo. Si no disponemos de parqué ni suelo radiante, poner alfombras en lugares clave como en el salón o las habitaciones puede reducir la emisión de frío proveniente del suelo, sobre todo si se trata de plantas bajas o plantas donde no hayan vecinos abajo.

Algo que parece lógico y que se nos olvida a más de uno, es ponerse una bata. Sí, sabemos que puede ser algo tonto, pero ¿Cuántas veces te has levantado de la cama y con las prisas se te ha olvidado? ¿Muchas verdad?

Pinchando en los siguientes enlaces te damos más consejos para ahorrar en la oficina y en casa.

Por último, te recomendamos que tengas en cuenta en qué hora consumir energía eléctrica, pero con la tarifa de Kverdes, puedes pagar lo mismo a cualquier hora.

¿Cómodo verdad?

Haz clic aquí y consigue un estudio gratuito y sin compromiso para ahorrar en tu factura de luz.

ahorrar

CONTRATAR

¿Quieres saber cuánto puedes ahorrar? Te realizamos un estudio gratuito y sin compromiso.